Herriei eta nekazaritza ekonomiari babesa

COVID-19ak eragindako krisia dela kausa Bizkaiko Mendizale Federazioak (BMF-BMF) ere elkartasuna eta babesa erakutsi nahi die hala herriei nola nekazaritzako ekonomiei.


  • Las federaciones deportivas de montañismo aprueban una Declaración conjunta de apoyo a los pueblos y empresas de las zonas rurales de montaña ante la crisis del coronavirus.
  • La Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada insta a su colectivo a aumentar las visitas y estancias a las zonas rurales de montaña, cuando se autorice por parte del gobierno de la nación, a fin de generar gasto y actividad económica y, con ello, minimizar el impacto de la epidemia de la COVID-19 para la economía rural.

La situación de Estado de Alarma decretado por el Gobierno de la nación debido a la pandemia del Coronavirus ha generado un cierre temporal de numerosas empresas deportivas, turísticas y ambientales en zonas rurales de montaña, tales como empresas deportes de naturaleza y turismo activo, campings, albergues y refugios de montaña, establecimientos de material deportivo, entre otras muchas, en su mayoría PYMES y autónomos.

Ante esta situación, la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), como entidad representante de 233.000 federados y 2.800 clubes de montañismo, consciente de la sensibilidad de unas zonas que ya venían padeciendo previamente a esta crisis un grave proceso de despoblación, han querido expresar su solidaridad con los cerca de siete mil municipios del medio rural español, en los que residen siete millones y medio de personas.

Desde el colectivo federativo se ha apuntado que “quienes viven de su trabajo en sectores vinculados al turismo deportivo tienen claro que no solo nos encontramos ante un grave problema de pérdidas económicas, expedientes de regulación de empleo y despidos, sino que además está en juego la temporada de verano y, con ello, parte de los ingresos anuales que reciben determinadas áreas rurales gracias al montañismo y turismo de montaña”. No en vano, aunque son muchas las modalidades deportivas del montañismo que se realizan en el medio rural (senderismo, escalada y alpinismo, esquí de travesía, marcha nórdica y barranquismo), si tomamos como referencia el impacto de algunos de estos deportes, sólo el senderismo genera en Aragón un impacto directo de 200 millones de euros al año. En este sentido, se debe valorar la oportunidad que suponen los 100 millones de senderistas-turistas que hay actualmente en Europa y España para la generación de empleo de calidad y la dinamización económica de nuestro medio rural. A este respecto, en países como Inglaterra el senderismo genera un impacto de 6.500 millones de euros al año, según un informe de la Comisión Europea.

Por ese motivo, el colectivo montañero representado a través de su federación ha querido transmitir un mensaje de compromiso y solidaridad a su tejido social, instando a disfrutar de sus vacaciones durante este verano en las zonas de montaña del territorio nacional. “De esta forma se contribuirá a generar gasto y actividad económica en las mismas durante sus estancias”. “Nuestro objetivo —han apuntado fuentes federativas— es que contribuyamos al mantenimiento de la economía y la vida del mundo rural, que tan frágil se sitúa ante esta crisis sanitaria y económica”. “Desde ese punto de vista, también queremos que se nos vea al colectivo montañero como lo que siempre hemos sido, parte esencial de una alianza por el mundo rural”.

En la Declaración emitida por el colectivo montañero a través de sus respectivas entidades federativas se expone que “siendo conscientes del grave problema que supone el cierre temporal de numerosos refugios, albergues, empresas de deportes de aventura, restaurantes, pequeños comercios de productos locales y transportes de personas, por la crisis sanitaria, será difícil su continuidad sin un claro apoyo del Gobierno en materia fiscal, laboral y social”. Por ello, “para apoyar a estos municipios de montaña y a las pequeñas empresas y autónomos, queremos ofrecer todos nuestros medios de divulgación y comunicación en redes sociales, promocionándolos como destinos de turismo deportivo y de naturaleza, en coordinación con las administraciones competentes en deportes, turismo y desarrollo rural”.

“Esperamos con esta declaración y las acciones que desarrollaremos que nuestros clubes y federados ayuden a mantener viva la España rural que nos ha aportado tantos beneficios deportivos y sociales, y que ahora necesita de nuestro apoyo y solidaridad ante esta situación de emergencia”.