Eus

Minas de Larrano

Una especie de hundimiento en la ladera N-E del collado de Larrano deja al descubierto una serie de bocaminas, dándonos a conocer el pasado minero de esta pequeña explotación.

Cubierto por vegetación difícilmente se pueden distinguir los hornos, lavaderos y almacenes que pudieron formar este pequeño coto minero. Sin embargo son numerosos los restos de construcciones que observamos en el entorno. Algunos corresponden al edificio principal (17m x 4m aprox.) ubicado junto a lo que pudo ser la entrada principal a la mina, totalmente hundida. Frente a este existe una explanada artificial, formada con los materiales sobrantes de la extracción del mineral y su posterior lavado.

Parece ser que fue la mezcla de hierro y ocre lo que acabó con la rentabilidad de esta explotación.

Se trata de una de las explotaciones mineras mejor conservadas del Parque.

Leyenda o realidad

Según cuentan en la sima de Larrano, también conocida como "Urrekazulo", tuvo lugar en el pasado un curioso hallazgo:

"...fue hallado en su parte más interna el cadáver de un extranjero tan admirablemente conservado que permanecía de rodillas, arrimado a una de sus paredes."

"En el año de 1739 bajó a uno de sus pozos, por medio de una soga, un alemán llamado Juan Crispín, el cual, así que llegó al fondo, la soltó para que bajasen por ella otros de sus compañeros; pero observando estos que no contestaba a las voces que le daban y que exhalaba el pozo pestíferos miasmas, desistieron de su empeño."

Geografía General del País Vasco-Navarro, 1980

Localización: Collado de Larrano
Municipio: Atxondo
Coordenadas: 30T x=531442, y=4772155
Tipología: Zona industrial