Eus

Hirugurutzeta

Junto con el recorrido de las calzadas, que une el Santuario con las ermitas de Santo Cristo y Santa Apolonia, el vía crucis se ha convertido en uno de los paseos de mayor atractivo de nuestro territorio. Tal y como nos indica una inscripción localizada en un conjunto de piedras al inicio del via crucis, fue construido por mandato de Maria Uralde (gran devota del Santuario), en memoria de su "finado esposo" en el año 1943. El recorrido está compuesto por 11 cruces, 9 en el camino hasta el calvario y 2, correspondientes a los ladrones que crucificaron junto a Cristo, en el camino hasta la ermita de Santo Cristo. Y es que anterior a este hubo un sencillo vía crucis que iba desde el Santuario hasta la citada ermita. El nuevo vía crucis iba más allá, hasta el borde la explanada, donde se levantó el gran calvario de las 3 cruces, popularmente conocido como Hirugurutzeta. Más tarde se acondicionó un mirador al que recientemente se le ha equipado con una mesa panorámica, que nos ayuda a la hora de interpretar este bello paisaje.

Desde Hirugurutzeta

También conocido como Mirador de las tres cruces, Hirugurutzeta nos muestra una de las panorámicas más bellas del Parque. Desde este punto podemos observar las laderas de Eskuagatx cubiertas por un extenso encinar cantábrico, las grandiosas paredes del Mugarra, a un lado del desfiladero del río Mañaria y, de frente, el monte Untzillatx, que con el caserío Gatzagieta en un primer plano forma una de las estampas más bucólicas del parque. El estrecho paso de Atxarte separa Untzillatx y la cima de Astxiki. Según cuentan, los gentiles que habitaban en este valle solían poner un pie en Untzillatx y otro en Astxiki cuando se agachaban para beber agua del arroyo de Mendiola. Los verdes pastos del paso de Artola rompen la crestería kárstica de la sierra de Anboto, tras el cual podemos ver uno de los perfiles más peculiares del parque. Algunos hablan de un monje y otros van más allá y dicen que la figura que se puede ver en el perfil de la sierra es la de Mari, la Dama de Anboto, que aparece tumbada, descansando en una de sus sierras predilectas.

Localización: Alto de Urkiola
Municipio: Abadiño
Tipología: Religiosa
Hirugurutzeta