Eus

La batalla del Saibi

En las laderas del monte Saibi ha quedado escrito uno de los episodios bélicos más sangrientos de la segunda guerra civil. Los enfrentamientos allí vividos en los primeros días de abril de 1937 hicieron que algunos se refiriesen al Saibi como el monte de la sangre.

Tras el golpe de estado al gobierno de la República los montes que forman la divisoria de aguas se convirtieron en el límite entre los dos frentes. Al igual que Urkiolagirre, Zabalandi, Besaide, Udalatx... las laderas del Saibi se llenaron de trincheras, excavadas por nuestros gudaris, donde la república se había aferrado en aquellos días, intentando proteger una de las principales entradas al territorio vizcaíno.

Por tierra y aire los batallones gudaris sufrieron fuertes ofensivas. La cima del Saibi pasó aquellos días de un bando a otro en numerosas ocasiones, hasta la pérdida definitiva el 15 de abril de 1937. Sus laderas quedaban cubiertas de sangre de ambos bandos.

Hoy en día aún se conservan las huellas de aquellas precarias trincheras, así como de los impactos de las bombas lanzadas en los ataques de la aviación enemiga.

La Cruz

Al finalizar la segunda guerra civil, en la cima se levantó una enorme cruz de piedra en memoria de los nacionales allí caídos. Curiosamente la cruz cambió de bando cuando, ya en democracia, decidieron sustituir la placa para dedicarla a los gudaris muertos. En ella podemos leer la siguiente inscripción:

Euzkadiko askatasunaren alde Saibi mendian borrokan egin zuten gudariei
Betiko argia
1937

Localización: Alto de Urkiola
Municipio: Abadiño / Mañaria
Coordenadas: 30T x=527200, y=4772042
Tipología: Militar
Batalla del Saibi