Eus

Las calzadas de Aramaio

Una serie de caminos conectaron en el pasado el valle de Aramaio con las anteiglesias vecinas y el Santuario de los Santos Antonios de Urkiola. Estas viejas vías de comunicación conocieron el comercio, las guerras y los mitos; sufrieron el paso del tiempo y una serie de mejoras, que en algunos casos les llevó a vestirse de piedra. Una serie de grandes y pequeñas losas que permitían a los carros, diligencias, bueyes, mulas y caballos transitar con mayor facilidad. Y es que Aramaio fue en la Edad Media una importante encrucijada de caminos, situada en un enclave estratégico, a caballo entre Bizkaia, Gipuzkoa y Araba.

De Ibarra a Urkiola

Una de las calzadas que aún podemos ver en este municipio corresponde al viejo camino que desde Aramaio de dirigía al Santuario de los Santos Antonios. El tramo mejor conservado lo encontramos a la altura de Andasto, paralelo a la pista actual, donde podemos observar restos del viejo encachado. No posee una estructura definida en los bordes ni una línea central. Es por tanto un calzada simple, pero no deja de ser uno de los pocos ejemplos de calzada que dentro del Parque han llegado hasta nuestros días.

De Etxaguen a Arrazola

Uno de los principales caminos unía Aramaio con el cercano valle de Arrazola, pasando por el núcleo de Etxaguen. Esta vieja via de comunicación es en la actualidad uno de los mejores ejemplos de las calzadas medievales. Su estructura es similar a la anterior, siendo ambas calzadas irregulares de unos 1,5-2 m de ancho, cuyo encachado está formado por grandes losas sin estructura definida. Conserva grandes tramos de encachado entre Etxaguen y Lezia, donde puntualmente podemos observar la huella o hendidura fruto del paso de los carros. Aunque ambas vías sean muy antiguas el encachado que conservan difícilmente valla más allá del s. XVIII, época en la que se ejecutan grandes obras de mejora en los principales caminos de Urkiola.

Localización: Alto de Urkiola
Municipio: Aramaio
Acceso: Arrazola
Tipología: Camino
Las calzadas de Aramaio